5 cualidades que todo trabajador debe tener al entrar al mercado laboral

Todos seríamos, por lo menos, un 50% más felices si supiéramos que existiera una ley universal, con pasos a seguir relativamente predecibles en casi todos los trabajos, pero al mismo tiempo seríamos un 50% más cuadrados y rígidamente aburridos.

No todos los empleos buscan las mismas aptitudes o características y eso es lo que hace al mercado laboral tan variado y brutalmente feroz a la hora de encontrarnos cara a cara con la búsqueda de trabajo. Simultáneamente, presentarnos en una entrevista donde el reclutador de la empresa tiene un aspecto tan impersonal que no tenemos, ni siquiera, una idea de cómo actuar frente a ellos, nos hace pensar que estamos mucho más lejos de nuestro deseo de triunfar en el campo laboral.

Sin embargo, existen ciertos comodines que nos ayudarán a ser mucho más valiosos para las empresas. Hay que intentar pensar como el que está del otro lado de la historia; el jefe. ¿Qué le haría la vida más apacible a ese hombre o mujer que tiene todos los días una junta clavada en su calendario?

  • -Un trabajador que conecte con el mundo y agilice su proceso de comunicación pikalaina. En este grupo se encuentran todos los que hablan más de un idioma y tengan empatía con los procesos internacionales.
  • Es muy común escuchar que la lengua más importante es la inglesa, pero por su condición de frecuente también la hace fácil de encontrar en la colectividad, por lo que irse más allá y estudiar con qué países se relaciona realmente la empresa a la que quiere pertenecer, le ayudará a saber qué idioma es más valioso, sin embargo, el hecho de tener más de uno ya es un gran comodín.
  • -Alguien capaz de simpatizar con la gente sería un buen agente de liderazgo. Y definitivamente le ahorraría un montón de trabajo público al jefe, que capaz quiera concentrarse en números y estadísticas.
  • -Una persona abierta al cambio nunca será obsoleta. La vanguardia es, por mucho, una de las mejores formas para calar en una empresa. Aquel sería el factor refrescante que toda compañía busca con empeño.
  • -Tener conocimientos en sistema y programación siempre le hará lucir útil en una empresa. Aquel lenguaje de jeroglíficos casi inclasificables, para la mayoría, son solo resueltos por los héroes que prestan sus servicios a las tecnologías.
  • -El valor agregado de la experiencia. Evidentemente, todos los que recién se han adentrado en el campo laboral, se sentirán limitados cuando le toquen el tema de la experiencia. Sin embargo, no solo se trata de experiencias laborales. Una de las cualidades más atractivas para una empresa se encuentran en las especializaciones. Haga cursos, conferencias, cree su propia experiencia a través del conocimiento y su encanto laboral crecerá en grande.

No se trata de limitarse con una receta única para ser valioso sino todo lo contrario; ser aquel que rompió paradigmas, investigar minuciosamente el ambiente de la empresa donde desea trabajar y saber qué cualidades suyas puede empoderar para lograr el éxito de sus objetivos. Un buen trabajador se resume en qué tan bien puede hacer sus labores, de hecho, esta característica, incluso en lo económico, ayuda a que los trámites bancarios como los créditos se hagan sin mucho papeleo o restricciones, ya que, los empleados dedicados, inspira confianza.