5 cualidades que todo trabajador debe tener al entrar al mercado laboral

Todos seríamos, por lo menos, un 50% más felices si supiéramos que existiera una ley universal, con pasos a seguir relativamente predecibles en casi todos los trabajos, pero al mismo tiempo seríamos un 50% más cuadrados y rígidamente aburridos.

No todos los empleos buscan las mismas aptitudes o características y eso es lo que hace al mercado laboral tan variado y brutalmente feroz a la hora de encontrarnos cara a cara con la búsqueda de trabajo. Simultáneamente, presentarnos en una entrevista donde el reclutador de la empresa tiene un aspecto tan impersonal que no tenemos, ni siquiera, una idea de cómo actuar frente a ellos, nos hace pensar que estamos mucho más lejos de nuestro deseo de triunfar en el campo laboral.

Sin embargo, existen ciertos comodines que nos ayudarán a ser mucho más valiosos para las empresas. Hay que intentar pensar como el que está del otro lado de la historia; el jefe. ¿Qué le haría la vida más apacible a ese hombre o mujer que tiene todos los días una junta clavada en su calendario?

  • -Un trabajador que conecte con el mundo y agilice su proceso de comunicación pikalaina. En este grupo se encuentran todos los que hablan más de un idioma y tengan empatía con los procesos internacionales.
  • Es muy común escuchar que la lengua más importante es la inglesa, pero por su condición de frecuente también la hace fácil de encontrar en la colectividad, por lo que irse más allá y estudiar con qué países se relaciona realmente la empresa a la que quiere pertenecer, le ayudará a saber qué idioma es más valioso, sin embargo, el hecho de tener más de uno ya es un gran comodín.
  • -Alguien capaz de simpatizar con la gente sería un buen agente de liderazgo. Y definitivamente le ahorraría un montón de trabajo público al jefe, que capaz quiera concentrarse en números y estadísticas.
  • -Una persona abierta al cambio nunca será obsoleta. La vanguardia es, por mucho, una de las mejores formas para calar en una empresa. Aquel sería el factor refrescante que toda compañía busca con empeño.
  • -Tener conocimientos en sistema y programación siempre le hará lucir útil en una empresa. Aquel lenguaje de jeroglíficos casi inclasificables, para la mayoría, son solo resueltos por los héroes que prestan sus servicios a las tecnologías.
  • -El valor agregado de la experiencia. Evidentemente, todos los que recién se han adentrado en el campo laboral, se sentirán limitados cuando le toquen el tema de la experiencia. Sin embargo, no solo se trata de experiencias laborales. Una de las cualidades más atractivas para una empresa se encuentran en las especializaciones. Haga cursos, conferencias, cree su propia experiencia a través del conocimiento y su encanto laboral crecerá en grande.

No se trata de limitarse con una receta única para ser valioso sino todo lo contrario; ser aquel que rompió paradigmas, investigar minuciosamente el ambiente de la empresa donde desea trabajar y saber qué cualidades suyas puede empoderar para lograr el éxito de sus objetivos. Un buen trabajador se resume en qué tan bien puede hacer sus labores, de hecho, esta característica, incluso en lo económico, ayuda a que los trámites bancarios como los créditos se hagan sin mucho papeleo o restricciones, ya que, los empleados dedicados, inspira confianza.

Catástrofes naturales: Métodos preventivos para el hogar

Sorpresivamente, todo lo que está a nuestro alcance, todo lo que hemos construido, inclusive, nuestra vida misma, se pone en juego cuando una catástrofe natural ocurre. Es difícil de saber qué tanto daño hará este tipo de altercados de la madre tierra, sin embargo, contamos con la ventaja en la actualidad de disponer de prestamos rapidos especialistas meteorológicos y satélites que pueden rastrear algunas de estas manifestaciones naturales, como los huracanes, fuertes torrenciales o tormentas eléctricas, no obstante, el movimiento de las placas tectónicas son mucho más difíciles de predecir, es por eso que los terremotos y los tsunamis hacen el doble de estragos.

PREVENCIÓN COMPLETA PARA DAÑOS GRANDES:

Las catástrofes representan daños en muchas fases de nuestro entorno, desde estructuras arquitectónicas, problemas con los servicios, daños a nuestro cuerpo, entre otros, pero lo que resulta puntual es que todo se traduce en un gasto económico gigantesco. Los altercados naturales son responsables de miles de millones de dólares (o euros) en pérdidas materiales, en servicios de emergencia para la salud. ¿Cómo podemos estar atentos a no sufrir con un fuerte impacto estos momentos de angustia, pues con la prevención.

-Para la integridad física:

Las medidas de cautela deben ser necesarias para eventos de esta naturaleza: planes de evacuación, cómo actuar antes terremotos, huracanes, y cualquier acción que incentive a la consciencia preventiva. No solo la escuela o las instituciones educativas están encargadas de esta labor; los padres tienen que dar el paso inicial, puesto que no sabemos qué movimiento o decisión nos salve la vida o la de algún ser querido en estas instancias.

-Para la protección material:

Todo consiste en la estrategia de compra o de construcción. Cuando procedemos a la compra de una casa, los desastres naturales no deben pasarse por alto: la estructura debe tener condiciones óptimas que resistan vientos fuertes o terremotos de escala mediana. La madera, por ejemplo, no es factible con los tornados puesto que son livianas y se levantan con facilidad. Otros temas que son parte de la estrategia de compra es la ubicación de la vivienda o del negocio: alejada de árboles grandes que, al caerse, puedan dañar la estructura, en zonas donde los movimientos sísmicos sean casi inexistentes, evitando ubicaciones como cerros, los cuales son propensas a deslaves cuando llueve por mucho tiempo, y también, evitar la cercanía a ríos, riachuelos o quebradas que pueda desbordarse con alguna crecida repentina.

-Para obtener apoyo posterior:

Quizá este sea de los mejores métodos de prevención en cuanto a la recuperación material y económica. Cuando contamos con seguros para nuestra casa, ya tenemos un soporte que puede brindarnos apoyo para comenzar a reponer todo lo que la catástrofe puede aplacar, asimismo, los bancos o centros de beneficencia a los cuales las personas pueden afiliarse, reciben créditos para este tipo de imprevistos, por tal motivo, no debemos dudar en acudir a ellos cuando compramos una casa o invertimos en un negocio creditos con asnef. Los seguros médicos, además, tienen los recursos para solventar las atenciones de salud de los miembros que sufran lesiones.

Los planes de emergencia y prevención no resuelven todos los problemas, pero sí nos hace que enfrentarlos sea más sencillo. Los desastres naturales afectan a todos por igual, pero mientras más al tanto estemos, las posibilidades de cometer algún error durante el evento quedan reducidas.

El abuso de las comodidades: Un error para nuestros ingresos

El mundo ha desarrollado grandes avances para hacer de la vida del hombre algo más sencillo, como lo hemos explicado cientos de veces, sin embargo, debemos de tener cuidado, porque estas practicidades pueden estar afectando nuestros ahorros de una forma tácita, incluso, más escondida de lo que podemos creer – prestamos sin buro.

Nuestro poder de convencimiento es bárbaro, a veces nos cuesta diferenciar entre las verdaderas ofertas o lo que simplemente tiene el mismo precio de siempre, y en eso, las tiendas y empresas saben cómo moverse y hacerle creer al cliente que de verdad está ahorrando mucho dinero, cuando todo es parte del juego. Las comodidades que nosotros conocemos hoy en día, como los móviles de alta gama, los televisores con definiciones superiores, así como las practicidades de comprar por internet, puede resultar, aunque cómodo, algo terrible para la administración de dinero.

¿CÓMO NOS DAMOS CUENTA DE QUE ES UN ERROR?

Cuando tenemos objetos o servicios que nos quitan algún oficio, difícilmente podremos prescindir de su uso, por ello, es de suma importancia recalcar el peso que este tiene en nuestro bolsillo.

EJEMPLOS:

Las compras online son muy adictivas, principalmente porque podemos ver infinidades de productos y de ofertas, todo al alcance de un click, y así, con un servicio de entrega, el objeto que compramos llega hasta la puerta de nuestra casa. Hasta aquí todo parece excelente, pero terminamos pagando incluso más que si fuéramos a una tienda física, ¿por qué? al parecer, las compras por internet nos quitan ese miedo de usar las tarjetas de crédito, y lo hacemos sin algún remordimiento, tanto así, que nos limita a tener que salir de nuestras casas a buscar el producto en alguna oficina de entrega ya que este puede llegar hasta la puerta de tu hogar, en conclusión: pagamos el internet para ver los productos + el precio del artículo + su entrega = costosa comodidad.

¿Dónde podemos un ejemplo muy parecido a este? pues con los envíos de comida, o delivery – prestamos en linea urgentes 24h. Como ya lo hemos descrito, todo en cuanto se refiera a envíos a domicilio es un gasto innecesario, con excepciones, claro, de que el producto de verdad sea muy necesario o se trate de alguna emergencia.

Con las nuevas tecnologías, la historia es la misma: a veces vamos a por el modelo más nuevo del iPhone solo porque es la última moda, y no porque sus funciones sean necesarias para nuestra vida. A fin de cuentas, el móvil que teníamos antes cumple casi las mismas características que el ejemplar más moderno, cuyo precio suele ser abismal en el mercado.

¿Qué podemos entender de las comodidades? que estas no pueden tomar el puesto de las acciones físicas en todo momento, ya que es un hueco que se hace (de forma lenta, en ocasiones) en nuestro fondo monetario. Esto es un error si queremos ser buenos administradores, por lo que se recomienda darle el uso más adecuado a las practicidades que ya tenemos, como lo es la fuerza para hacer nuestros propios oficios o contar con los objetos que no han perdido su función.

No le cuentes a nadie tus proyectos

Las personas emprendedoras tenemos proyectos. Durante un buen tiempo hemos planificado, solos o en pareja, el desarrollo de un negocio original, creativo y del que esperamos cosechar resultados muy positivos. Incluso, hemos dedicado tiempo y dinero realizando estudios de mercado con el propósito de descubrir qué tanto potencial e impacto podría tener nuestro negocio, y los resultados han sido muy favorables.

Definitivamente será el patrimonio de tu familia. Sin embargo, aún necesitas más capital, algún crédito o préstamo para poder iniciar la materialización de dicho proyecto, así que por ahora habrá que esperar un poco y lo más recomendable es esperar en silencio. En muchas ocasiones las personas se sienten tentadas a decirle a todos de lo que quiere lättast att få lån ser y tiene pensado hacer pues piensan que es la mejor manera de asegurarse de que todos se enteren de su éxito es contando sus planes a todos. Pero esto, sin duda alguna, no es una buena idea. Ya veremos a continuación que no es así.

En el mundo existen personas con tan poca creatividad como para ser originales y pensar sus propias ideas. Prefieren el facilismo, y si por ahí ven algo que ya funciona, pues no dudarán en hacer lo mismo. Algunas investigaciones han demostrado que hacer públicos nuestros planes y proyectos, de hecho puede ser contraproducente. Si le contaras a todos de ese proyecto tan perfecto que tienes, de seguro que más de uno también lo querrá y procurará hacerlo también, reduciendo las posibilidades de éxito que tenías por la competencia o incluso arruinándolo por completo. Esta sería a priori, la consecuencia más grave. Pero hay mucho más.

Los proyectos no son una especie de juego que consiste en anunciarle a todo que lo has tomado y que es tuyo. A veces las personas lo pueden hacer pensando que dicho acto les da una sensación de ser los pioneros, que han tomado la iniciativa para trabajar en pos de ello, o que generan un compromiso y deben cumplir con su palabra pero no es así. Más bien es un acto imprudente.

Reduce la motivación

Nuestro cerebro es un sistema demasiado complejo y que puede tener el mal hábito de sabotear nuestros intentos de tener el control sobre nosotros mismos. Una investigación realizada en el 2010 por Gollwitzer ha comprobado que, en contra de todo pronóstico, contar nuestros proyectos generan el efecto contrario a lo que nosotros queremos. Las personas que participaron en el estudio y que habían compartido sus planes con alguien más, en lugar de aumentar su compromiso, lo redujo. Esto pasa porque cuando hacemos públicos nuestros planes, nos volvemos más perezosos, ponemos menos empeño en lograr lo que queremos, y reduce nuestra motivación intrínseca, aunque parezca que será al revés.

Produce una falsa ilusión de progreso

Saber que alguien más conoce tus planes y de cuán inteligente, creativo y original eres, genera una satisfacción personal y que nos hace sentir que hemos avanzado cuando en realidad no es así. De hecho, ahora los planes corren peligro de ser materializados por otros, que tienen más capital en ese momento y que le has dejado el terreno totalmente libre lan247.se.

Las malas referencias bancarias: el peor cáncer para nuestras finanzas

La mayor propiedad que podemos cosechar con el tiempo es aquella en la que las personas sepan sobre cómo trabajamos; nuestras responsabilidades para el trabajo, pagos e inversiones y, de cierta forma, ya tendríamos el cielo ganado. Las referencias positivas acerca de nosotros son muy pero muy importantes si nos queremos dedicar al mundo de los negocios, y obviamente, las razones apuntan hacia el valor que el dinero posee para las personas, quienes saben lo difícil que puede resultar generarlo y peor aún, recuperarlo después de alguna pérdida.

¿QUÉ OCURRE CUANDO SOMOS IMPUNTUALES CON LOS PAGOS?

Aquí empieza el tema de la personalidad, sin que nos demos cuenta, una vez que ha pasado la fecha para comenzar a pagar los créditos que el banco nos ha otorgado y no damos señal de cancelar el dinero, automáticamente comenzamos a poner por el suelo nuestro estatus económico, y sí, es algo terrible de aceptar, pero tener conocimiento de terceras partes sobre nuestra forma de trabajar es indispensable si de verdad queremos ser exitosos en la vida. A medida de que dejamos correr el primer pago, la entidad bancaria comienza a hacer pequeñas presiones, por ejemplo: aumentar la siguiente tasa de pago aplicando intereses mayores en la medida en la que el tiempo corre, lo que significa que terminamos pagando mucho más de lo que recibimos.

¿Cuáles son las verdaderas consecuencias a considerar? No solo retrasar un pago y cancelar una cifra más grande, sino estar bajo la mirada atenta de las personas encargadas de los bancos, llegando incluso así a las penalizaciones, lo que por consiguiente, significará una especie de boicot banquero en nuestra cuenta, y siguiendo esta cadena, llegará un momento en el que no podremos tener ninguna relación con el banco del cual recibimos el préstamo sino que ningún otro banco lo hará, ya que en eso consiste la penalización.

Es un terrible escenario, ya que puede parecer algo pequeño, pero que cuenta con etapas cruciales, y solo mencionamos las penalizaciones tipo ‘boicot’, porque sabemos que los bancos no dudan en enfrentar a las personas a través de llamadas, demandas y problemas legales más severos, razones claras para estar doblemente prevenidos.

Algunos dicen que lo mejor que se puede hacer con los créditos es no tomarlos, y claro, así quedamos exentos de evitar las situaciones que acabamos de mencionar, sin embargo, tampoco podemos tenerle miedo a este tipo de relaciones bancarias, ya que pueden sernos muy útiles si queremos empezar un negocio o comprar cosas que nos sean útiles. Lo que debemos hacer en todo tiempo es asumir estos tratos con la mayor seriedad y responsabilidad de nuestra parte.

Así como dijimos previamente; nosotros dependemos de las opiniones y referencias de las demás personas, en especial si son positivas, ya que esto nos abre nuevas puertas para descubrir el potencial y el éxito personal.

Organicemos nuestros pagos y démosle prioridad a lo que de verdad lo merece: nuestra imagen comercial, imagen que se acompaña de responsabilidad por siempre, elemento fundamental para las relaciones en el futuro.